Las tarjetas de visita suelen ser el primer contacto que los clientes potenciales tienen con una empresa, así que es muy importante causar una primera impresión positiva y conseguir que sus clientes quieran guardarla para utilizarla más