Como hemos comentado ya anteriormente la resolución ideal para trabajos de pequeño formato es de 300ppp para conseguir la calidad adecuada de impresión. Para impresiones de gran formato la resolución requerida dependerá del tamaño del arte final pudiendo oscilar entre los 150ppp y 200 ppp. Consúltenos para más información al respecto.

Posted in: Proceso de Preimpresion