Impresión de expositores PLV para productos

Un punto muy importante en nuestro negocio es la publicidad en el lugar de venta. Lo que se llama PLV (abreviatura de la expresión en inglés Point of sale display).

En nuestro negocio podemos disponer de expositores, carteles, displays y otros elementos que sean portadores del mensaje publicitario que deseemos hacer llegar a nuestros clientes.

El  principal objetivo de los expositores PLV es llamar la atención del cliente para favorecer la venta de los productos publicitados dentro de nuestro establecimiento comercial y hacer que nuestro cliente los compre.

La PLV engloba stands, expositores de mostrador o suelo, cajas expositoras, displays, portafolletos, presentadores metálicos, rótulos luminosos, banderolas, adhesivos de suelo, etc. Todo ellos con el objetivo último de facilitar y aumentar las ventas de nuestros productos. La publicidad en el lugar de venta nos diferencia de la competencia.

La PLV es la oportunidad para transmitir mensajes eficaces, y no sólo dar información, sino incitar, persuadir, invitar, seducir… a comprar.

Los materiales utilizados para su fabricación son muy variados: metal, cartón, papel, plásticos, rótulos luminosos, etc. Su elección depende en gran medida de la ubicación que vaya a tener (si es interior o exterior) y de la durabilidad que necesitemos que tenga.

En Impresion-a podemos ofrecerles muchos formatos de PLV: desde expositores sobremesa, expositores de suelo, peanas expositoras, portamuestras, tótem suelo, display corpóreo ornamental, kits de escaparate, portacatálogos… Cuanta más variedad pueda ofrecer, mejor para su negocio y mejor para la venta de sus productos.

En la PLV se ofrecen dos tipos de producto: los diseños estándar y los diseños personalizados. Los primeros se personalizan con la imagen de marca o la publicidad sobre soportes que forman parte de un catálogo. Los segundos son materiales personalizados desde el principio y conllevan un proceso de diseño industrial y gráfico más complejo.

Las exigencias en cuanto a costes y tiempos de fabricación suelen inclinar la balanza hacia los expositores estándar que se personalizan con adhesivos en la parte superior e inferior.

Si desea ser realmente efectivo en el punto de venta debe considerar las ventajas de invertir su presupuesto en la creación de una PLV única y propia que sólo pueda ser utilizada por usted y que le diferencie y distinga eficazmente de la competencia, presentándolos de una forma atractiva e irresistible al comprador.

En cualquier caso, con la publicidad en el lugar de venta o PLV la promoción es más eficaz ya que se produce cerca del momento en que el cliente toma la decisión de comprar, de forma que ayuda a cerrar más ventas. No existe un espacio de tiempo entre la recepción del mensaje y la toma de decisión de compra sino que las dos situaciones suceden en el mismo momento y lugar.

Las principales situaciones en las que se recurre a la PLV son:

  • Lanzamiento de productos.
  • Promociones. La PLV es realmente útil en aquellas promociones en las que el beneficio ofrecido decide la compra: tres productos por dos, el 20% gratis, regalo de otro producto, etc.
  • Apoyo a una campaña publicitaria.
  • Productos estacionales. Es el caso de productos asociados a una época determinada (navidad, verano, pascua, día de los enamorados, día de la madre…). Para ello es frecuente montar un expositor que los destaque del resto y motive a que el cliente los compre.

No lo dude, en Impresion-a podemos asesorarle para favorecer a su negocio y a sus ventas.